La disposición "capicuada" los pisos pasantes generan una vibración en la textura de la fachada que enriquece visualmente su configuración. Las terrazas se pueden cerrar con cristales pudiendo calentar en épocas invernales el interior del piso. Cuando los cristales están abiertos se puede aprovechar la terraza disfrutando de todas las posibilidades que el clima mediterráneo nos ofrece. Los paneles marrones representan el muro parietodinámicos (sistema de precalentamiento del aire de renovación).

Estrategia energética

Para reducir la demanda térmica se proponen 3 estrategias:

1-Ventilación cruzada.

2-Muro parietodinámicos.

3-Efecto invernadero.

1.Las viviendas disponen de dos de sus fachadas situadas en orientaciones opuestas.

2.Cada una de las viviendas dispone de un muro parietodinámicos para que el caudal de aire, entre calentado en los meses fríos.

3.Las terrazas disponen de unos postigos exteriores, que permite cerrarlos, a fin de generar un cojín térmico en invierno.

Ahorro: La combinación de estas estrategias reduce la demanda energética para calentar en más de un 30%.

Muro parietodinámicos:

Panel de vidrio con celda horizontal para controlar los rayos solares más verticales.

INVIERNO: La Inclinación del sol permite calentar, a través del cristal, la cámara de aire e introducir la ventilación en el interior.

VERANO: La Inclinación del sol calienta menos la cámara de aire y mediante compuertas introducimos el aire de ventilación para reja inferior.

Sección transversal del edificio

Esquema de funcionamiento sostenible de los sistemas de captación de energía y distribución por todo el edificio.

2020